Análisis Técnico – Monkey Seat

Monkey Seat

En circuitos de alta carga aerodinámica, seguramente se puede observar unos pequeños alerones en la zona inferior central del alerón trasero, el cual, casualmente habrás podido escuchar como Monkey Seat (asiento del mono). Contrariamente a la creencia popular, el Monkey Seat – aleta Y100 – no produce apenas carga aerodinámica por sí mismo, ya que la superficie de contacto con el aire es pequeña. Su papel en esta zona es la de asistir a la extracción de rendimiento del difusor y el alerón trasero.

Esto no quiere decir que su diseño no sea crucial ya que cualquier flujo que provenga de esta región puede ayudar o perturbar al difusor y el ala posterior. Es decir, el Monkey Seat es un complemento de su entorno y la manera en que lo disponga cada equipo viene dado según sus necesidades – incluso puede que sean necesarios dos Monkey Seats.

Su trabajo depende de lo que el equipo trate de conseguir, sea a baja velocidad, un pico de carga aerodinámica o un abanico de posibilidades – incluyendo estas dos opciones. Según la reglamentación de 2014, la hilera de aletas que proliferan en esta área sólo pueden extenderse 100mm a cada lado de la línea central del coche (de ahí el nombre de aleta Y100) y, con la excepción de las normas relativas a los gases de escape, es bastante libre en cuanto a las restricciones de diseño se refiere.

Con el objetivo de crear un mayor downforce a baja velocidad, el coche debe mantener el ángulo normal de ataque del ala trasera, pero debido a la carga vertical ascendente que produce el Monkey Seat, su trabajo será más complejo.

monkey-seat

El Monkey Seat elimina las pérdidas de downforce de la superficie del alerón trasero.

En la imagen superior, a menor velocidad no hay suficiente flujo de aire para que la solapa superior funcione con todo su potencial. Las espirales representan los fluidos que se desprenden cuando el aire se separa del ala dando como resultado una pérdida sustancial de carga.

Emplear una aleta Y100 como en la segunda imagen puede remediar las inconsistencias del tránsito de aire creando una mayor carga a menor velocidad.

Obviamente estas imágenes sirven únicamente para mostrar el funcionamiento del Monkey Seat y no son representativas directas de las soluciones utilizadas por los equipos, ya que cada escudería usará su solución dependiendo de la configuración actual del coche o de cuándo necesita el pico de fuerza aerodinámica. El uso del Monkey Seat esta temporada está condicionada por el aprovechamiento de los gases provenientes de la salida del tubo de escape procedente del motor, debido a la necesidad de mitigar los efectos que originaba el ala viga en los coches de 2013.

rb10-exhaust

Columna de humo ascendente que sale del escape gracias al Monkey Seat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s