Análisis Técnico – Lastre

Ballast

Placas de tungsteno utilizadas por Caterham.

El lastre es una opción específica de configuración de un Fórmula 1. Dicho lastre permite añadir un peso extra al coche, con la intención concreta de alterar la distribución de pesos del monoplaza.

Esto funciona en conjunto con el balance de pesos del coche. Los Fórmula 1 modernos tienen un lastre de más de 150kg. Se colocan lastres pesados y muy caros en lugares precisos que, por lo general, reducen cuanto sea posible el centro de gravedad, al situarlos en los lugares más bajos posibles, tales como la parte central del alerón delantero, el splitter, caja de cambios, etc.

Por ejemplo, durante la última carrera de la temporada 2008, tras el accidente de David Coulthard en Interlagos, se puso observar cómo el equipo Red Bull empleaba pequeñas placas de tungsteno y wolframio estratégicamente colocados en los endplates del alerón delantero.

Como en la mayoría de los monoplazas, el RB4 tenía pequeños bloques ocultos dentro del perfil del ala, oculto a la vista, dentro de carcasas cubiertas. Pero además de la colocación de este peso extra, los endplates de este RB4 también tenía unos recubrimientos aerodinámicamente desmontables que, a su vez, también escondías más peso extra.

Estas placas pueden parecer pequeñas, pero su alta densidad metálica permite llevar de 5 a 7 kgs. Por ende, esto permite que la distribución de peso del coche se mueva hacia delante, mejorando la distribución de peso global.

rb4-ballast

El lastre del RB4 conformaba parte del endplate junto con la aleta horizontal, estando incrustada en el mismo endplate.

En una temporada completa, un equipo puede utilizar diez conjuntos de estas placas, con un coste por año de algo así como medio millón de dólares, e incluso más. Normalmente se utiliza tungsteno, pero en otras ocasiones se puede aplicar osmio, iridio, platino, renio y otros materiales muy densos, raros y de muy alto precio.

Para poner en relieve cómo de denso es el tungsteno, comparamos los siguientes elementos:

  • Densidad del tungsteno: 19.35g/cm3
  • Densidad del plomo: 11.35g/cm3

Un chasis de Fórmula 1 sin lastre y con piloto dentro, pesa alrededor de 450kg. Por lo que se necesitan más de 200kg de lastre para llegar al peso mínimo.

ballast_positioning

Posibles lugares donde se coloca el lastre.

Para hacer 10336cm³ de tungsteno, se necesita 1m x 1m x 1.03cm de bloque. Por otro lado, el plomo – que era el elemento del que estaba compuesto el lastre antiguamente – necesita 1m x 1m con 1.76cm de grosor para hacer 17.621cm³

Dicho de otro modo, se necesita un 70% más de plomo por volumen para compensar la misma masa.

Para dar sentido a toda explicación, los equipos de Fórmula 1 manejan el tungsteno para no tener que empaquetar tanto dentro de un chasis, alcanzando el peso requerido sin ser tan caro como el osmio, iridio, platino y renio. Aunque equipos con una situación financiera más solvente, no tienen muy en cuenta este cometido a la hora de colocar lastre en el coche.

Hueco colocado en el centro del alerón delantero del Toro Rosso STR9 para el lastre.

El lastre debe ser fijo, es decir, por reglamentación de la FIA no se puede desplazar en ningún momento.

Después del enorme cambio de normas de 2014, el más grande en la historia reciente, con la introducción de los complejos motores V6 turbo con sistemas híbridos, la FIA elevó el peso mínimo hasta los 691kg – en 2013 era de 642kg, y en 2015 será de 701kg.

Los equipos luchan para llegar cerca de los 691kg de peso mínimo del coche ya que los 49kg de peso extra son consumidos por las unidades propulsoras, lo que se traduce en un menor margen de maniobra para el lastrado adicional del coche.

Esto también representa un problema para los pilotos más pesados, ya que los pilotos más delgados tendrán el lugar de ser capaces de mover un más el lastre alrededor del coche con el fin de llevarlo hasta el peso mínimo con más facilidad.

Pilotos como Felipe Massa, que pesa 59 kilos, tendrá una ventaja adicional sobre pilotos más altos como Nico Hülkenberg, que pesa 74 kilos. La preferencia del conjunto coche/piloto es pesar por debajo del peso mínimo y adjuntar lastre para compensar esta diferencia. Cuanto más pesado es el piloto, menos lastre para jugar.

Lastre colocado en la caja de cambios del Red Bull RB9 de 2013.

1kg de peso equivale a 0.035s de media aproximadamente a una vuelta en un circuito. Así que, por ejemplo Sebastian Vettel (65kg) será 0.35s más rápido a una vuelta que Nico Hülkenberg (75kg), con el resto de coche equivalentes en peso.

El deporte de la Fórmula 1 se ha movido en un enorme camino en el peso de los monoplazas. Claro ejemplo de ello era Carel Godin de Beaufort, piloto de los años 1950 y 1960 que pilotaba su propio coche. Este holandés corrió tan sólo 31 Grandes Premios y se caracterizaba por ser bastante corpulento – 100kg de peso – recibiendo el apodo de “Fatty Porsche”.

fuente: formula1-dictionary

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s