Sauber C36 – Gran Premio de Japón – Análisis Técnico

Suzuka es uno de esos circuitos en los que realmente disfrutan pilotos e ingenieros. La vuelta completa es como una montaña rusa de alta velocidad lo que la hace emocionante y exigente. Para ser rápido, un coche necesita tener estabilidad a alta velocidad, tanto desde el punto de vista de la rigidez mecánica como del equilibrio aerodinámico a lo que hay que sumar una buena velocidad punta. Contar con una parte delantera muy estable y manejable es primordial para no adolecer de subviraje en las Eses en el primer sector ya que puede afectar seriamente al tiempo por vuelta.

Lejos de centrar los recursos en el monoplaza de 2018, con profundos cambios que sufrirá el futuro Sauber C37 al introducir la unidad de potencia Ferrari 2018 y la adición del Halo en el reglamento, los chicos de Hinwil vuelven a presentar novedades importantes en el plano aerodinámico del C36 este fin de semana. Un nuevo concepto de alerón delantero ha asomado desde la primera jornada del viernes con una significativa revisión del plano principal, al agregar un nivel más (rojo) que aporte una mayor depresión en el tren delantero, es decir, más carga aerodinámica; modificación en los flaps superiores (cian) tanto en la sección central para manejar esta diferencia de presiones comentada, como en la parte de las puntas de los flaps, volviendo a las puntas afiladas que forman el vórtice Y250 con ligeras variaciones incluso en el mainplane (morado) para variar la energía que se traslada aguas abajo; y la llegada de una aleta redondeada (verde) en lugar de las dos tradicionales pegadas a un cajetín de flaps más ensanchado junto con la supresión del apéndice posterior (flecha amarilla) y túnel revisado (amarillo) que alteran sustancialmente el trabajo del flujo aerodinámico alrededor del neumático delantero en una búsqueda de reducir la resistencia al avance, enriqueciendo la eficiencia aerodinámica del alerón al operar con aire más limpio sin aire turbulento y mejorar el trato de las gomas al crear un espacio más amplio cuando el flujo esquive el neumático al deformarse a gran velocidad disminuyendo su desgaste.

Este cambio, como suele ser habitual, viene acompañado de actualizaciones en los elementos colidantes, como es el caso de los frenos. Las aletas de freno (verde y rojo) se han renovado para tratar con este flujo de aire que es desprendido del alerón y que es utilizado para atacar y reducir las bajas presiones generadas por la estela del neumático al girar. En el plano más mecánico, la escuadra suiza ha querido mejorar al refrigeración y ganancia en temperatura de los neumáticos con una importante exploración de las tomas de freno (cian), que ahora lucen similares al concepto de McLaren de inicios de temporada, así como tambores de freno, los cuales ahora ejecutan mayores aperturas (amarillo) de evacuación de calor para irradiar todo este calor procedente de los orificios de los discos de freno hacia la llanta y al neumático, en una búsqueda de mejorar la ventana de funcionamiento de las PZero de Pirelli.

c36-brakes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s