Red Bull RB13 – Gran Premio de Bélgica – Análisis Técnico

El circuito belga de Spa-Francorchamps es uno de los más emblemáticos y venerados en la Fórmula 1. El desnivel ofrecido por Eau Rouge, así como sus míticas curvas mantienen la esencia pese a modernizar su silueta en los últimos años. El trazado de 7004 metros de longitud es, quizá, el más querido por los pilotos de la máxima categoría. Un asfalto que mezcla múltiples virajes de gran velocidad y exigencia aerodinámica con largas rectas que obligarán a los ingenieros a buscar el equilibrio perfecto entre velocidad punta y apoyo en curva. Un circuito en el que el motor es una pieza clave a la hora de reglar el monoplaza, ya que permitirá no descargar tanto el coche de carga en las alas sacando también tajada en el sector más revirado.

Con pequeñas novedades Red Bull ajusta el concepto inicial de su RB13 para optimizar y sacar todo el jugo aerodinámico al nuevo reglamento técnico según su filosofía. Los chicos de Milton Keynes llevan a Bélgica un alerón delantero como parte de la configuración necesaria de este circuito aprovechando las bondades que ofrece su chasis a nivel aerodinámico y como medida al déficit que aún presenta su propulsor Renault frente a los motoristas de cabeza: Ferrari y Mercedes. Este ala luce un recorte sobre el último flap, al ser el más ineficiente aerodinámicamente de todas las aletas, para disminuir su ángulo de ataque y así reducir ligeramente la resistencia al avance en el tren delantero minimizando el impacto que esto tiene sobre el downforce.

rb13-rw

También esta configuración se ha visto presente en el alerón trasero, donde se ha montado una especificación tipo Monza con un plano casi inexistente sin ranuras en los endplates y adecuando el actuador del DRS en consecuencia para minimizar la resistencia al avance en las largas rectas del trazado belga.

Asimismo se ha añadido un pequeño apéndice horizontal unido al desviador de flujo con el objetivo de originar un vórtice de aire que suma energía sobre la espiral de aire que se crea cuando el flujo de aire dobla la esquina del pontón alrededor de la curvatura que forma el suelo y es lanzado hacia la parte posterior donde atacará directamente las turbulencias generadas por el neumático posterior y se asegurará a su vez de mantener pegadas las partículas de aire que circulan por la carrocería asegurando que la capa límite no se rompa, manteniendo el orden y la eficiencia en el difusor.

rb13-sidepod

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s