Williams FW40 – Gran Premio de Australia – Análisis Técnico

Con el comienzo de la temporada, empiezan los vistazos en profundidad a las evoluciones que se han realizado durante el invierno, pese a contar con un reglamento renovado en materia aerodinámica, ciertas piezas y zonas del coche se mantienen estables e irán evolucionando acorde a todos los cambios realizados alrededor de estas regiones. Tras 2 semanas de test en la que los equipos han ido llevando actualizaciones para las primeras citas del calendario en las que el coche no regresa a la fábrica con un ausencia notable de grandes mejoras hasta que inicie la campaña europea, Williams no ha destacado por ser uno de esos equipos que presente modificaciones destacables.

Las aletas inferiores de unas tomas de refrigeración inalteradas de freno, se han dividido no solo respecto a la versión del año pasado sino en comparación con la especificación utilizada en Barcelona. Esta actualización busca crear un pequeño gradiente de presión que ataque directamente la turbulencia posterior del neumático que neutralice las bajas presiones que destruyen la calidad del flujo aguas abajo, pese a contar con grandes bargeboards que cubren la zona inferior de los pontones y evita que el aire quede estancado en su camino hacia el difusor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s