Toro Rosso STR11 – Gran Premio de Bélgica – Análisis Técnico

str11-sidepod

El Gran Premio de Bélgica marca el inicio de la segunda parte de la temporada, en el que los equipos comienzan a dejar de evolucionar los diseños actuales para centrarse en los coches del año que viene. La pista es una de las favoritas del calendario en todos los aspectos. Un trazado sin igual que exige un rendimiento de alta velocidad en las curvas con media y alta carga mezclado con gran velocidad punta en el primer y tercer sector, por tanto un circuito técnico con la eficiencia aerodinámica y de motor. La tracción y la frenada marcarán también aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de reglar un coche estable en frenada y reactivo a la salida de las curvas.

Un déficit importante esta temporada para Toro Rosso es su velocidad punta. La unidad de potencia Ferrari de 2015 se ha quedado rezagada ante sus directos competidores de 2016 debido a que el propulsor que monta la escudería de Faenza no puede evolucionar durante el año, por lo que cada la distancia es más grande. Para suplir esta carencia de velocidad en un circuito como el de Spa, el STR11 ha suprimido uno de los vórtice generadores sobre el borde de ataque de la boca del pontón, para eliminar el vórtice que éste origina y así permitir que las partículas de aire pierdan su orden con mayor anticipación haciendo que las capas más superiores a la límite aligeren su velocidad con mayor rapidez, consiguiendo mayor velocidad de paso de aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s