Sauber C35 – Gran Premio de Hungría – Análisis Técnico 

c35-rear(2)

Como penúltima cita antes del parón veraniego la Fórmula 1 regresa a la actividad en Hungaroring tras un parón de 2 semanas en este intenso mes de julio. Una pista que guarda cierta semejanza con el trazado de Mónaco a la hora de reglar el coche debido a la gran carga aerodinámica necesaria en los virajes lentos y medios que componen el circuito de Budapest.

Sin embargo, el trazado húngaro se diferencia del monegasco por necesitar mucho más grip aerodinámico debido a la duración de las curvas y las excesivas fuerzas laterales que obligan a un mejor trato de las gomas, punto fundamental para la tracción, el cual es otro aspecto a cuidar a la salida de los giros más lentos del circuito. Un asfalto que también exige una gran estabilidad en frenada debido a las múltiples trazadas que podemos encontrar en los diferentes monoplazas y que diferenciarán los mejores chasis de la parrilla de los menos evolucionados en este tipo de particularidades.

Al igual que en Austria, Sauber continúa explorando las posibilidades que ofrece la refrigeración del propulsor Ferrari para disminuir el drag de una cubierta motor más grande y aumentar la carga aerodinámica generada por acción del efecto Venturi sobre el difusor con ayuda de los gases calientes que salen del interior del cuerpo del C35. En esta ocasión se han estrenado hasta 3 opciones diferentes que favorecen sobre todo la evacuación de gases en estos circuitos más calurosos donde el verano alcanza su apogeo en temperatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s