Red Bull RB12 – Gran Premio de Gran Bretaña – Análisis Técnico

rb12-rear

Silverstone es uno de los circuitos más antiguos y emblemáticos del calendario de la Fórmula 1. Un antiguo campo de aviación Segunda Guerra Mundial, la pista fue sede de la primera carrera del Campeonato del Mundo el 13 de mayo de 1950 siendo el hogar permanente del Gran Premio de Gran Bretaña desde 1987. El trazado británico es una de las pistas más exigentes y técnicas de todo el mundial al requerir altos niveles de apoyo aerodinámico, tracción en el último sector, estabilidad en curva y prestaciones del motor, por lo que junto a Barcelona y Suzuka suele ser de los trazados favoritos entre los pilotos.

Las condiciones climáticas del verano inglés hacen que los equipos dispongan de entradas de refrigeración tanto a frenos, electrónica y motor más pequeñas de lo normal para conseguir la suficiente temperatura de trabajo en los distintos componentes que hacen operar el coche. La posibilidad de poder cerrar, en el caso de Red Bull, la cubierta motor en la salida de gases no sólo da como resultado un óptimo nivel de temperatura interna sino que además reduce el drag inducido por una tapa más pequeña e incrementa en la zona del difusor la diferencia de presiones, generando más carga atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s