McLaren MP4-31 – Gran Premio de Mónaco – Análisis Técnico

mp4-31-monkey-seat

La cita de Mónaco siempre es especial. Pese al glamour, los barcos y el dinero que mueve el evento del Gran Premio, el circuito de Monte Carlo es una tradición especial en el calendario de Fórmula 1. Por sus curvas reviradas de baja velocidad, sus cortas rectas en curva, su asfalto de calle y la peligrosidad que conllevan unos muros tan cerca de los monoplazas, Mónaco es un trazado único en el mundo, en el que predomina la alta carga aerodinámica para potencia el apoyo mecánico, una buena tracción a la salida de las curvas – lo que se traduce en una buena entrega de potencia este año – y unas buenas manos al volante.

Por todo ello, los equipos no suelen traer demasiados cambios evolutivos en los coches y sí una configuración especial de alerones más grandes y todo tipo de componentes que generen carga aerodinámica para la pista del Principado.

Tal es el caso de McLaren que ha contado este fin de semana con un nuevo Monkey Seat que revisa los 4 planos principales así como los endplates, que no se conectan con la estructura de impacto como sí lo hacía su homóloho en la última versión utilizada por el MP4-30 de 2015. El MP4-31 espera ganar algo de tracción al incrementar la carga aerodinámica con ayuda de los gases de escape, quienes, junto con el aire de la cubierta motor, creará un gradiente de presiones más pronunciado que dará algo de más apoyo a la salida de las múltiples curvas lentas que componen el circuito de Mónaco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s