Toro Rosso STR10 – Gran Premio de Rusia – Análisis Técnico

str10-brakes

El Autódromo de Sochi es una instalación exclusivamente diseñada para la Fórmula 1 en Rusia. Uno de los clásicos de Hermann Tilke que cuenta con doce curvas a derechas y seis a izquierdas, las cuales priman la exigencia en la unidad de potencia con largas rectas sobre la carga aerodinámica, pero sobre todo la estabilidad en frenadas en apoyo y la tracción a la salidas de las múltiples curvas lentas de 90º grados del segundo sector que recuerdan a los actuales Marina Bay o Yas Marina e incluso con ligeras pinceladas del ya extinto circuito de Valencia.

Como es tendencia en los circuitos diseñados por Tilke, el trazado ruso supone equilibrar un monoplaza de forma que la carga aerodinámica no impida alcanzar una buena velocidad punta al final de las rectas presentes en el primer y tercer sector. Por esta razón, y ante una falta de temperatura ambiental y en el asfalto que ayudará a la ya de por sí baja degradación, Toro Rosso sigue su habitual evolución continua carrera a carrera del capó motor del STR10.

El monoplaza de Faenza estrecha aún más la ya desarrollada cubierta motor con una salida de gases muy pequeña. Estas aperturas de calor rodean el tubo de escape eliminando los gases calientes provenientes del motor aprovechando el efecto Venturi al potenciar la velocidad de expulsión hacia la región central del difusor. Esto no sólo disminuirá la resistencia ofrecida por el monoplaza sino que maximizará la carga aerodinámica en la zona superior del difusor al alimentarlo con aire limpio y sucio a elevada velocidad, incrementando el gradiente formado en ambas caras del mismo.

Las fuertes frenadas con las que cuenta el circuito situado a orillas del Mar Negro hacen de éste una pista de exigencia media para los frenos, por lo que es importante configurar una refrigeración óptima de los mismos. Por este motivo, los frenos delanteros del bólido italiano abren un pequeño orificio en la parte delantera del tambor que recuerda bastante a la solución de Ferrari y McLaren, con forma de gota que ayudará a evacuar mejor el calor de los discos para llegar a una mejor ventana de trabajo. Además, esto también fomenta que el calor se irradie hacia los neumáticos, para tomar antes una mejor temperatura, ya que el Autódromo de Sochi no es especialmente generoso a la hora de conseguir la temperatura correcta de funcionamiento gracias a una pista suave y lisa que degrada muy poco.

str10-rear

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s