McLaren MP4-30 – Gran Premio de Hungría – Análisis Técnico

mp4-30-mirror

La Fórmula 1 llega a Hungaroring. El circuito húngaro es tradicionalmente comparado con el urbano de Mónaco, pero lo cierto es que dista bastante de asemejarse a la pista monegasca en el plano técnico. Un asfalto ratonero y revirado que prima la carga aerodinámica, la tracción y la estabilidad en frenada en las numerosas curvas de lenta y media velocidad de mayor duración y carente de rectas que exigen un buen nivel de velocidad punta.

McLaren es uno de esos equipos que aprovechan la falta de potencia en el tren de potencia para sacar a relucir algo más las virtudes de un chasis noble en curva. Los chicos de Woking continúan trabajando para poner a punto un MP4-30 que si bien no se caracterice por ser el más veloz de la parrilla, sí puede presumir de buen comportamiento aerodinámico, con la potencia que dispone. Esto tampoco quiere decir que con mayor potencia saque mayor ganancia aerodinámica, pudiendo sacar defectos en el chasis que deban ser pulidos en un futuro.

Pese a todo el bólido inglés ha presentado modificaciones en los soportes de los espejos retrovisores junto a un deflector curvo tipo Mercedes que, trabajando en sincronía, capturan el aire que circula cerca del cockpit para, con ayuda además de los vórtice generadores que se sitúan en el borde de ataque del pontón, mantengan este aire bien atado a la superficie del mismo mejorando la eficiencia aerodinámica y mejorando la calidad del aire que llega a la zaga del coche.

Una zaga del coche que se ha visto ligeramente retocada. Uno de los múltiples problemas que adolece el MP4-30 es la estrechez de su silueta, la cual, impide respirar con normalidad al propulsor, fruto del cual provienen ciertos problemas de fiabilidad de la unidad motora.

mp4-30-cover-engine

A sabiendas de estos problemas, McLaren ha decidido abrir algo más la salida de gases del MP4-30 para permitir que una mayor cantidad de aire caliente sea expulsada del interior del motor permitiendo una vida más fácil al RA615H. A su vez, los pontones también han configurado una pequeña protuberancia dando a entender que, internamente, se ha abierto más espacio para que la vida útil del motor Honda, que tantos quebraderos de cabeza está dando a ingenieros de la casa nipona, sea más sencilla y apacible. Estos cambios se hacen con el fin de minimizar el drag inducido al añadir obstáculos al flujo de aire que se mueve a través del pontón hacia el difusor haciendo llegar más aire a la parte central del mismo en lugar de a un área más amplia de todo el componente.

mp4-30-rear

A los cambios ejecutados en los laterales del cockpit hay que sumar una pequeña modificación de la estructura de los pitots que se colocan en el morro del coche. Indudablemente estos tubos sirven para recoger datos permitidos por reglamento. En el caso de McLaren han estudiado el comportamiento del drag generado por este soporte y han visto oportuno suprimirlo casi por completo dejando únicamente la base que servirá de pequeño splitter que dividirá el flujo que llega a la cabeza del piloto hacia ambos pontones donde será controlado por los diversos deflectores en el borde de ataque.

mp4-30-pitot

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s