Toro Rosso STR10 – Gran Premio de Mónaco – Análisis Técnico

str10-monkey-seat

La Fórmula 1 desembarca en Mónaco. Un circuito singular en el calendario de la máxima categoría, siendo Singapur el trazado que se le asemeja tímidamente. Montecarlo es una pista lenta en la que cualquier fallo puede costar muy caro. Sin ser demasiado exigente con los motores, el circuito monegasco premia a los monoplazas con una gran tracción, grip mecánico y carga aerodinámica. Sin embargo, lo que realza las calles del Principado de Mónaco es el talento y la pericia al volante, por lo que la confianza que el piloto tenga en su coche resulta primordial a la hora de conseguir un buen resultado durante el fin de semana.

La exigencia de tracción requiere de unos monoplazas con gran carga aerodinámica que ayudará al apoyo mecánico que precisan los coches a la salida de las múltiples curvas lentas del trazado monegasco. Por ello Toro Rosso ha retocado su Monkey Seat en aras de buscar este downforce en la parte trasera. Esta aleta Y100 añade un pequeño apéndice de titanio a modo de puente que, junto con unos endplates más apegados al tubo de escape aprovecharán los gases del motor para generar esa diferencia de presión respecto al flujo que desciende de la cubierta motor para generar la carga deseada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s