Toro Rosso STR9 – Gran Premio de Japón – Análisis Técnico

str9-nose-cone

Toro Rosso llega a Suzuka con un conjunto de soluciones vistas en su hermano mayor Red Bull contando con un nuevo morro bastante parecido en su concepto, un conducto S y un nuevo Monkey Seat.

Aunque es más alargado que el del RB10, utiliza el mismo diseño de cuña con una entrada de aire en la punta al igual que la marca austriaca, cumpliendo con los requisitos de dimensión establecidos por la FIA para 2014.

La idea, por supuesto, es permitir una mejor calidad y cantidad de flujo de aire por debajo de la nariz, lo que, por supuesto, aumenta la masa de aire que se dirige hacia la zaga del STR9, previo turning vanes y pontones, mejorando el trato del flujo en el difusor.

La cara frontal de la nariz crea un área de altas presiones que acelera el flujo hacia atrás de la estructura de choque dejando únicamente bajas presiones.

str9-s-duct(2)

Al igual que la marca de las bebidas energéticas, los de Faenza incorporan un S-Duct – conducto S – que succiona aire de debajo del chasis expulsándolo por la parte de arriba dotando de bajas presiones la zona superior, que va en camino del alerón trasero.

str9-s-duct(3)

La escudería italiana ejecuta un nuevo Monkey Seat, que se caracteriza por ser una doble aleta sin endplates que aprovecha aún más la salida del escape.

Visto de perfil, el diseño manipula los gases de forma distinta a como lo hacía la antigua aleta Y100. La idea es la de distribuir en un mayor rango el aire que suministra el escape que, junto con el difusor, dé un mayor protagonismo a toda la estructura del alerón trasero.

str9-monkey-seat

Toro Rosso rediseña los turning vanes bajo el monocasco. Con el objetivo de dividir el flujo en dos canales, creando, además, dos vórtices gracias a las esquinas de las aletas, la escuadra italiana ha separado los turning vanes en dos piezas, en lugar de 3, con una base escalonada manteniendo la estética del anterior concepto.

str9-turning-vanes

Esta sección que sufre los turning vanes, viene fomentado por dos pequeños cortes que generan vórtices hacia cierto punto del suelo – en su camino hacia el difusor – en la parte superior del borde de los bargeboards. Es decir, la conexión de los vórtices que generan los turning vanes viene por la masa nueva de aire que promueve el nuevo morro que, a su vez, fluye hasta los bargeboards que lo conduce por el suelo ayudado de las curvaturas que guían todo el volumen de aire a la parte trasera del monoplaza.

str9-bargeboard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s