Caterham CT05 – Gran Premio de Bélgica – Análisis Técnico

Cortesía de © Auto-Motor-und-Sport

Cuando los de Leafield presentaron el CT05, se supo ciertamente que el monoplaza malayo no iba a ganar ningún concurso de belleza, con la, probablemente, interpretación más horrible de la nariz del coche. Sin embargo, el último diseño presentado en Bélgica es mucho más estético, pero lo más importante es que abre nuevas vías de desarrollo.

El vanity panel más esbelto es una copia bastante similar del boceto de Sauber con su C33, por la salvedad de que los chicos de Caterham utilizan unos soportes más cortos conectando con el alerón. Al haber modificado la parte superior y no la estructura de choque, el CT05, posiblemente, no haya tenido que pasar ninguna prueba de impacto por parte de la FIA.

Cortesía de © Sutton Images

En términos de aerodinámica, la antigua nariz llevaba al extremo la regulación técnica de 2014 sin ningún quebradero de cabeza por parte de los ingenieros, en un intento de impulsar el flujo de aire sobre la masa debajo del coche de forma sencilla. No obstante, esta vez la calidad supera a la cantidad, por lo que el nuevo morro, aunque sigue pareciendo bastante conservativo, da mejores resultados cuando el flujo viaja a la parte trasera.

Otra de las innovaciones de Caterham en Spa ha sido una nueva cubierta motor, la cual hace un mejor uso de la zona del escape de gases, no sólo al mejorar la refrigeración del propulsor, sino por una mejor circulación del aire, especialmente en la región del cuello de la botella de Coca Cola.

ct05-cover-engine

Cortesía de © Sutton Images

Unos canales más pequeños, cortos y estrechos rodean la cubierta – terminando justo por delante de los brazos de la suspensión – permitiendo un mayor espacio para el flujo en la zona del difusor, incrementando el efecto del mismo.

Algo menos importante es el cambio de pintura en el Caterham, mezclando el verde, y negro, lo cual no significa un ahorro de peso – algo a tener cuenta con el objetivo de ganar en competitividad. El cambio más radical en este aspecto se nota en el ala trasera, la cual – al igual que Sauber – se ha fabricado puramente en fibra de carbono con este mismo fin. Además, se han colocado 6 aletas verticales unidas en la parte baja de los endplates para una mejor conducción del flujo que sale impulsado del difusor hacia la parte superior de la zaga del coche.

ct05-rw

Cortesía de © Sutton Images

Por último, y no menos importante, se ha modificado ligeramente la longitud de uno de los deflectores verticales de la parte central del difusor – siendo el cuarto cambio de la temporada en este componente – con el fin disparar un vórtice más grande unido a los que forman los demás deflectores. Además, cabe añadir que el borde externo del gurney flap se ha construido finalmente en fibra de carbono, dejando de lado la protección metálica para testeo del mismo.

ct05-diffuser

Cortesía de © Sutton Images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s